Darling Dyle (izq.) y Rumen Cvetkov (der.)

Es para nosotros un orgullo y un privilegio, como Directores Artísticos del Festival, ser testigos del éxito que las tres primeras ediciones han cosechado, con más de 9.000 espectadores que han disfrutado de irrepetibles conciertos en un entorno especial e incomparable.

MurciArt es un proyecto muy ambicioso que, desde el primer momento, cuenta con lo mejor a nivel nacional e internacional, como forma de conseguir ese algo indefinible y misterioso que siempre es la consecución de una auténtica obra de arte, teniendo como escenario algunos de los espacios patrimoniales más valiosos de nuestra Región, para que ese arte supremo sea revelado a todos los ciudadanos de una forma muy especial, intentando que la música encuentre un lugar privilegiado en su alma.


La música y el lenguaje del corazón.

Un día, el amoroso Genio de los mortales se presentó ante Zeus y le hizo un ruego: “Divino Padre, dale a tusv pobres mortales un lenguaje con el que expresar su alegría y el amor que sienten, pues las palabras no son suficientes”.

Zeus le contestó: “¿No les he dado las lágrimas para expresar la alegría, el amor y el dolor?” El Genio de los mortales le respondió: “Pues ni aún con las lágrimas puede expresarse el corazón de los mortales. Dales un nuevo lenguaje para el corazón, Padre mío”.

Y en ese momento Zeus escuchó entre los sonidos de la esfera celeste a la Musa del canto, Él la llamó y le dijo: “Baja hasta los mortales y enséñales tu lenguaje”.
La Musa del canto bajó hasta nosotros y nos enseñó los sonidos. Y, desde entonces, el corazón del hombre comenzó a hablar.